logo GBE blanco
Top

Competitividad

Guatemala posee 12 acuerdos comerciales vigentes, a través de los cuales se genera el 84.2% de las exportaciones del país.

La facilitación comercial en los procesos de comercio exterior ha permitido que las condiciones hayan mejorado; por ejemplo, podemos citar casos de éxito como la Ventanilla Única para las Exportaciones (VUPE) que agiliza los trámites para los permisos de exportación y en coordinación de las instituciones involucradas permite que estos procesos sean más eficientes y reduzcan costos en sus operaciones.

Es importante enfatizar que desde hace unos años, los esfuerzos para mejorar las revisiones de mercancías en puertos, aeropuertos y fronteras terrestres con las instituciones involucradas ha sido un reto. Es por ello que en julio de 2016, se logró la firma del Convenio Interinstitucional para realizar inspecciones conjuntas con la Superintendencia de Administración Tributaria, Ministerio de Gobernación, Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación, puertos y aeropuertos, con el fin de preparar protocolos específicos para todos. Desde marzo de 2017 ya se implementan las inspecciones conjuntas en Puerto Quetzal como un proyecto piloto, y en el Aeropuerto Internacional La Aurora, lo que mejorará los tiempos de revisión y costos, mejorando la facilitación del comercio y la competitividad de país.

Clima de negocios
Guatemala sigue mejorando en competitividad, como lo demuestran los indicadores del Doing Business del Banco Mundial en 2017, cuando Guatemala ocupó la posición 88 de 190 países, logrando mejoras en los indicadores de obtención de electricidad (19), obtención de crédito (16), comercio transfronterizo (77), registro de propiedades (74) y manejo de permisos de construcción (89).

En el Índice de Competitividad Global 2016-2017, del Foro Económico Mundial, el país se ubicó en la posición 78 de 140, destacando su fortaleza en el mercado financiero (18), el mercado de bienes (48), la sofisticación de los negocios (49) y la estabilidad macroeconómica (57).

A nivel general, la calificación del país se encuentra por encima del promedio mundial en cuanto a libertad económica, en donde ocupa el puesto 74 de entre 180 países, según un estudio de The Heritage Foundation, lo que le respalda como un lugar atractivo para la inversión.